jueves, 21 de marzo de 2013

La historia Sonia Y Javier La chocolatina

Un día me compraron en el mercadona, era una chocolatina, al día siguiente me abrieron y la mano fue dirigida hacia la boca. Primero me rociaron con un liquido transparente llamado saliva, me tragaron y me dirigí hacia un tubo largo, el esófago, caí y me encontré con un órgano, que de repente empezó a echar líquidos raros eran tres el del estómago el del hígado y del páncreas jugos gástricos, bilis y jugo pancreático y después, ya estaba casi digerido y en ese momento estaba en el intestino delgado un tubo que es larguísimo y se me hizo eterno, unos pelos casi microscópicos me absorbían el agua. Me encontraba en un tubo parecido  al intestino delgado, el intestino grueso eso sí mucho más pequeño, en el me almacené en trozos sólidos y en el lavabo me expulsaron al exterior que pase por el recto y me expulsaron por el ano, con una forma muy rara de la anterior en el mercadona.
              FINAL ÉPICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario