martes, 17 de junio de 2014

MONUMENTO ROMANO



ACUEDUCTO DE SEGOVIA


HISTORIA

El Acueducto de Segovia es un acueducto romano situado en la ciudad de Segovia. Se trata probablemente el símbolo más importante para los habitantes de Segovia.
Lo construyeron los romanos entre la segunda mitad del siglo l y principios del II, en tiempo de los emperadores Vespasiano o Nerva, con piedras de granito utilizando andamios de madera y de hierro muy resistentes y sin utilizar ningún tipo de argamasa.


LEYENDA

Aqueduct of Segovia 02.jpgHay una leyenda del Acueducto de Segovia en la que se cuenta que una niña criada subía todos los días hasta lo más alto de la montaña y bajaba con el cántaro lleno de agua. Un día, harta de aquello, pidió un deseo al demonio en el que le pedía que construyera algún medio para que no tuviera que subir y bajar todos los días con el cántaro. Entonces, por la noche, se le apareció el demonio y le concedió el deseo a cambio de que, si conseguía terminar el acueducto antes de que cantara el gallo, le tendría que dar su alma. La niña accedió y el diablo comenzó a construir el acueducto, momento en que la niña se arrepintió de haberlo deseado. Justo cuando le quedaba una piedra para terminar cantó el gallo, lo que hizo que perdiera la apuesta y la niña no perdió su alma. En el hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen de la Fuencisla.










No hay comentarios:

Publicar un comentario